Aumento de senos: Antes y después

En los últimos años, ningún otro procedimiento cosmético ha sido más popular que el aumento de senos. Este procedimiento ha sobrepasado a cualquier otra cirugía cosmética para ocupar el primer lugar.

Con nuestros actuales avances en ciencia y tecnología, y los grandes cirujanos estéticos de hoy en día, las mujeres no van a encontrar muchos problemas para mejorar el aspecto de su busto. 

Se puede elegir entre varios tipos de implantes. La elección puede depender de tu presupuesto, preferencias personales y siempre bajo el consejo de un profesional.

Hay algunas cosas importantes que hay que considerar antes de aumentar el tamaño y el volumen de tus senos. 

¿Eres una candidata adecuada?

El primer requisito para saber si este procedimiento es adecuado para ti es que estés bien informada sobre él, cómo se realiza y sus consecuencias.

Una cosa importante a considerar es que los senos deben estar completamente desarrollados antes de que se realice un aumento de busto en ellos. De lo contrario, los senos pueden seguir creciendo y los implantes los harán parecer deformes.

También debes tener una buena salud física. Esto significa que no debes tener ninguna infección, enfermedad o dolencia grave. Tener una infección puede interferir con el proceso de recuperación y causar algunos problemas.

Alguien que tenga problemas o trastornos mentales debe evitar o posponer este procedimiento de mejora del busto, ya que cambiará permanentemente el aspecto de sus senos

Debes estar preparada para descansar y recuperarte durante algún tiempo después de la intervención. Algunas tareas, como levantar cosas pesadas, son un “No” rotundo después del aumento de senos. Planea que alguien te lleve a casa después del proceso y se quede contigo mientras te recuperas. 

Por último, pero no menos importante, deberías realizarte este procedimiento cosmético en los senos porque quieres y no para impresionar o complacer a alguien. Esta decisión debe depender totalmente de ti. 

Si tienes alguna duda sobre tu idoneidad para el aumento de senos, haz este test que hemos preparado para ayudarte a tomar esta decisión. 

Consejos antes del proceso

Cuando hables con tu cirujano antes de la intervención, hay algunas cosas importantes que debes hacer y que pueden ayudarte a prepararte para ella.

Debes revisar tu historial médico y responder a todas las preguntas de tu cirujano sobre las condiciones médicas actuales y pasadas, especialmente si alguien de tu familia ha tenido cáncer de mama. Debes compartir los resultados de las mamografías y biopsias de mama que hayas tenido. Además, cuéntale cualquier medicación actual o reciente que hayas tomado y cualquier cirugía pasada.

También es posible que tengas que pasar por un examen físico para determinar las mejores opciones de tratamiento. La posición de tus senos y la calidad del tono de tu piel serán relevantes para elegir el procedimiento correcto.

Cuando hables con tu médico, una buena idea es compartir tus expectativas sobre la intervención, para que él pueda entenderlas y explicarte los riesgos y beneficios de la misma.

Un buen consejo antes del procedimiento, y más o menos en la vida, es dejar de fumar. Fumar puede hacer que el flujo de sangre en tu piel disminuya, lo que llevará a un lento proceso de recuperación.

Además de fumar, debes tener un peso saludable y deberás dejar de tomar medicamentos que aumenten el sangrado, como la aspirina, los antiinflamatorios y los suplementos de hierbas.

Principales consideraciones después del procedimiento

Es importante estar informada sobre lo que necesitarás hacer después de la intervención y los cuidados que requiere. 

El procedimiento suele durar de dos a tres horas, y puedes irte a casa el mismo día. Inmediatamente después, tus senos probablemente se cubrirán con gasa y un sostén especial. 

Tus senos estarán magullados e hinchados durante unas dos semanas. Sentirás dolor y molestias, por lo que en los primeros días después del aumento de senos, toma los medicamentos para el dolor que te recomiende tu médico.

Debes evitar ciertas actividades físicas, como hacer esfuerzos, agacharse y levantar objetos. También debes dormir de espaldas o de lado para no ejercer presión sobre los senos. Además, debes evitar la actividad sexual durante al menos una o dos semanas después del aumento de busto. 

Debes hablar con tu médico acerca de cuándo se te retirarán los puntos, normalmente una o dos semanas después del aumento de senos. Sin embargo, hay algunos puntos que se disuelven solos.

Mientras te curas, mantén tus senos fuera de la exposición del sol. Después, protege tu busto durante la exposición solar. 

Por último, programa con tu médico los controles necesarios, para evitar cualquier problema y asegurarse de que el proceso de recuperación va bien. 

ONLINE CONSULTATION. DON´T MISS OUT AND START YOUR EVOLUTION TODAY!
START NOW!

Open chat